jueves, 18 de octubre de 2018

Cóctel mágico

Hemos preparado en el laboratorio un cóctel mágico con los alumnos de 2 ESO ahora que sabemos un montón de densidades. Miel, caramelo líquido, agua coloreada, aceite de girasol, aceite de oliva y alcohol coloreado. Nos ha faltado mercurio en el fondo pero es que la copa no daba para más 😅... 









domingo, 14 de octubre de 2018

LA CARRERA CIENTÍFICA

                                   

Rosa Hernansaiz Ballesteros es la hija de una compañera  de mi antiguo destino, el IESO Camino Romano de Sisante. El pasado 10 de octubre accedió a venir al IES Maestro Juan Rubio para contarnos su experiencia en la carrera científica que emprendió en el mismo momento en que se encuentran nuestros actuales alumnos de ciencias de Bachillerato. 
A sus 28 años es doctora en Biología Computacional y vino a hablarnos de las etapas por las que pasa un investigador científico, la ilusión inicial y las frustraciones en su camino, cómo se trabaja de forma independiente y a la vez coordinada en un grupo de investigación, la perseverancia y el pensamiento crítico que ha necesitado y la comunicación efectiva y en inglés que ha tenido que implementar en todas sus publicaciones y conferencias por distintas provincias de España como Valencia, Gijón, Barcelona y algunos países europeos como Italia, República Checa, Francia, Alemania y Austria.

También quiso hacer un repaso desde las primeras mujeres científicas reconocidas como tales:  Cecilia Payne-Gaposchkin (astrónoma y astrofísica) y Grace Hooper (computación científica y militar) hasta las actuales premios Nobel de este año 2018 de Física , Donna Strickland  y de Química, Frances Arnold. Y contarnos el caso de la científica más joven conocida, Emily Rose, que con solo 11 años publicó un trabajo científico en el que demostró que el Reiki y las terapias alternativas basadas en el "toque terapeútico" son una farsa.
Al término de la charla se abrió un turno de preguntas a las que Rosa respondió: por qué se decidió por la carrera de Biotecnología, en qué consiste un máster, cómo decides que quieres doctorarte, cómo encontrar el tema de tu doctorado, cuánto te van a pagar, cuáles son sus proyectos futuros...

Los alumnos y profesores asistentes a la charla coincidieron en que fue muy interesante y yo, personalmente, estoy fascinada con estas mujeres que dedican su vida y su energía a llegar a ampliar un poquito el conocimiento humano y ser pioneras en sus descubrimientos. 






viernes, 5 de octubre de 2018

TUERCAS FLOTANDO EN MERCURIO

Estamos trabajando con la densidad en 2º ESO y hemos hecho una comprobación de cómo es posible que tuercas de acero puedan flotar en un metal líquido como el mercurio. ¿Qué ocurre?  Sencillo, la densidad del mercurio es de 13600 kg/m3 mientras que el acero tiene una densidad de 7800 kg/m3.

Y.... las fotos:



jueves, 27 de septiembre de 2018

2º ESO en 1 metro cúbico

Primera experiencia en el laboratorio de física durante el curso 2018/19 de mis alumnos de 2º ESO. Os dejo las fotos... Seguro que no van a olvidar la capacidad del metro cúbico y cuántos de ellos se pueden colar dentro a la vez.






miércoles, 30 de mayo de 2018

TERMÓMETRO DE GALILEO

El termómetro de Galileo es un termómetro formado por un tubo de vidrio que contiene un líquido transparente con un coeficiente de dilatación mayor que el del agua​ y un conjunto de ampollas de vidrio soplado sumergidas en él.

Al aumentar la temperatura, la densidad de las ampollas se mantiene prácticamente constante, no así la del líquido, que disminuye apreciablemente. Este cambio de densidad altera la flotabilidad de las ampollas. La posición de la ampolla que presente flotabilidad neutra indica la temperatura.

Sus indicaciones están limitadas a un campo relativamente pequeño de temperaturas. Para indicar una temperatura de 18 a 26 °C con una exactitud de ±2 °C, el aparato debe contener al menos cinco ampollas. Además de la baja precisión, su alta capacidad calorífica hace que sea imposible observar los cambios bruscos de temperatura.

Fue diseñado por miembros de la Accademia del Cimento, entre los cuales se encontraban alumnos de Galileo. Aunque este termómetro fue nombrado en honor a Galileo, como muestra de reconocimiento por haber descubierto el principio en el cual se basa este termómetro (que la densidad de un líquido cambia de acuerdo con su temperatura) no fue inventado por él.

Los detalles del diseño de este termómetro fueron publicados en la obra Saggi di naturali esperienze fatte nell'Academia del Cimento sotto la protezione del Serenissimo Principe Leopoldo di Toscana e descritte dal segretario di essa Accademia (1666), la principal publicación de la Accademia. En la traducción inglesa de este trabajo (1684), se describe el dispositivo como lento y perezoso, reflejo del nombre que se dio en Italia a esta invención: el termómetro lento.


Estos son mis alumnos de Cultura científica con el termómetro de Galileo. A ver si también inventan algo y le ponen mi nombre a su invento.


También me han dejado un recuerdo de sus grupos sanguíneos.

CUNA DE NEWTON

El péndulo de Newton o cuna de Newton es un dispositivo que demuestra la conservación de la energía y de la cantidad de movimiento.

Fue ideado por el físico francés de siglo XVII, Edme Mariotte,​ y en su Principia, el propio Isaac Newton menciona los experimentos realizados por el físico francés sobre la colisión de las bolas suspendidas como péndulos.

Una versión comercial está constituido por un conjunto de péndulos idénticos (normalmente cinco) colocados de tal modo que las bolas se encuentran perfectamente alineadas horizontalmente y justamente en contacto con sus adyacentes cuando están en reposo. Cada bola está suspendida de un marco por medio de dos hilos de igual longitud, inclinados al mismo ángulo en sentido contrario el uno con el otro. Esta disposición de los hilos de suspensión permite restringir el movimiento de las bolas en un mismo plano vertical.

Os dejo con Farida y su explicación de este dispositivo:



domingo, 1 de abril de 2018

MUJERES CIENTÍFICAS

           La investigación científica tiene una influencia esencial en el progreso y desarrollo de la humanidad, determina la manera en que vivimos y pensamos y por lo tanto cómo somos. Las mujeres y los hombres somos igualmente capaces de contribuir a la excelencia intelectual y debemos participar con igualdad de oportunidades en la investigación; sin embargo nuestro entorno, todavía hoy, no facilita la participación igualitaria en la carrera científica, y de hecho, es habitual ver actualmente que en las materias científicas de Bachillerato hay una minoría de alumnas.
           Queda mucho por hacer para despojar a las asignaturas de ciencias de los estereotipos sobre género que las marcan, y encontrar métodos que, a través del programa de estudios y los nuevos enfoques de pedagogía, consigan acercar a las chicas al estudio de las ciencias y en esta tarea son importantes los modelos de referencia que les ofrecemos a la edad de elegir materias de estudio.

           Siempre podemos encontrar casos de mujeres que sí han logrado vencer estas adversidades y están desarrollándose profesionalmente en líneas punteras de investigación científica. No hace muchos días, durante una guardia en el instituto, mi compañera Montse Herráiz me comentó que tenía una sobrina, Ana García Herráiz, (a la derecha en la fotografía) que estaba realizando el doctorado en el ICIQ, instituto catalán de investigación química, (uno de los mejores centros de Europa) bajo la supervisión de Marcos Suero (un investigador muy joven que tiene su propio grupo de investigación, a su lado en la fotografía). Durante sus estudios de doctorado A.G. Herráiz ha dado charlas en diferentes congresos (incluyendo una en Oxford) y ha publicado  con su equipo,dos artículos, uno de ellos en la revista Nature  basado en la generación de nuevas especies reactivas, equivalentes de carbinos,  con gran impacto en la química sintética orgánica y en la química médica.


           El curriculum de A.G. Herráiz es impresionante. A sus 27 años tiene un Grado en Química en la Universidad Complutense de Madrid y tras una estancia de Erasmus en Holanda se dió cuenta de que le gustaba la investigación y allí se quedó realizando la tesis del Master con el porfesor Ben Feringa (Premio Nobel en Química 2016). Después trabajó en la multinacional farmaceútica Lilly en el departamento de investigación mano a mano con doctores en química y fue entonces cuando decidió que quería doctorarse. Todavía le quedan 1,5 años de tesis y no tiene muy claro qué hará después, si industria o investigación, pero piensa que es bastante complicado desarrollar una carrera como investigadora en España y requiere mucho sacrificio. 
           Tenemos en A.G. Herráiz un ejemplo a seguir. Con trabajo, constancia y disciplina es posible llegar lejos y tan pronto, y ella puede ser el espejo en el que nuestras alumnas de ciencias se puedan mirar.

           El artículo publicado en la revista Nature me ha parecido muy interesante y he intentado adaptarlo para que conozcáis de primera mano el trabajo que ha realizado el equipo en el que A.G. Herráiz ha trabajado, os animo a leerlo....



El carbono tiene la capacidad única de unir cuatro átomos o moléculas diferentes que forman estructuras quirales estables. Los carbinos son especies de carbono con una característica única: tres de estos cuatro "espacios" están libres, listos para formar nuevos enlaces químicos. Esto los convierte en una especie química muy reactiva e inestable, por lo que se han mantenido en gran parte inexplorados en la química sintética. Sin embargo, esta especie interestelar inspiró a Suero y su equipo a diseñar una nueva metodología que denominaron "funcionalización en ensamble". Al elegir cuidadosamente diferentes interruptores catalíticos, activados con luz LED blanca o azul, los investigadores de ICIQ lograron controlar los precursores de carbinos y los utilizaron para lograr transformaciones sin precedentes.
Suero y su equipo generaron equivalentes de carbinos para agregar nuevos fragmentos quirales a moléculas ya terminadas, sin tener que alterar todo el proceso sintético desde cero, lo que suele ser muy problemático, costoso y lento. El grupo de Suero demostró el potencial de su idea original al funcionalizar medicamentos como duloxetina (antidepresivo), paclitaxel (anticancerígeno), fingolimod (esclerosis múltiple) o ibuprofeno.
Además, esta metodología podría usarse para conectar medicamentos o fármacos candidatos a fragmentos "clave" específicos para dirigirlos a sus correspondientes receptores de "ojo de cerradura".
Aunque en una etapa temprana, este descubrimiento tiene el potencial de acelerar significativamente el proceso de descubrimiento de fármacos, con la esperanza de que los mejores medicamentos estén disponibles mucho más rápido.

Generating carbyne equivalents with photoredox catalysis
Z. Wang, AG Herráiz, AM del Hoyo, MG Suero.
Nature 2018, DOI: 10.1038/nature25185